Un año después. Sensaciones pre examen | Oposición Jueces y Fiscales | Diario de una opositora

      Comentarios desactivados en Un año después. Sensaciones pre examen | Oposición Jueces y Fiscales | Diario de una opositora

**Esta entrada la escribí a principios de agosto, justo el día en el que decidí desconectarme de instagram **

Hace un año sentí por primera ver lo que era enfrentarse a un proceso de oposición. La espera de la convocatoria, las dudas y nervios para presentar la instancia y no cometer un error queme dejara fuera, los nervios por esa primera cuenta atrás hasta el 7 de octubre…

Siempre os he dicho que soy una persona optimista por naturaleza, no sé enfrentarme a las situaciones sin la convicción de que voy a conseguir vencerlas con éxito, pero eso no me impide ser realista. El año pasado tenía claras mis opciones y posibilidades, pero cosas más dificiles se han visto ¿no? ¿Porqué no pensar que yo podía ser una de esas personas que con un año de estudio consiguen pasar el primer examen? Pues yo lo pensé y me visualicé triunfante, porque como os digo, no sé enfrentarme a la vida de otro modo y siendo sincera,no quiero hacerlo. Pero fui consciente en todo momento de que yo iba a probar como era el examen, que para mi en realidad era un simulacro y punto pelota. Si sonaba la flauta; feliz. Sino; también. No sonó, ya lo sabéis, pero me quedé al final con buena sensación de boca.

Pero ya han pasado 365 días de aquella primera sensación de nervios y vuelvo a estar en el mismo punto. He presentado la convocatoria para el primer examen de este año, que justamente también cae el 7 de octubre. Este jueves empiezo planning nuevo para terminar de aprovechar al 200% las semanas que quedan por delante. Los nervios aparecen.

Aunque os seré sincera, son unos nervios más tranquilos (no sé si hay de eso pero yo los siento así). Más sosegados y maduros. Más de verdad. De esos que se te agarran a la boca del estómago, que no te hacen brincar pero si vivir en una especie de plataforma que de vez en cuando da alguna sacudida. Que no sabes cuando será y tu estás pendiente.

Esta vez soy más consciente de lo que implica, la responsabilidad por el tiempo ya invertido empieza a pesar y sé que irá en aumento conforme lleve más tiempo opositando. Ya se esperan de mi algunos resultados, ya no tengo la excusa de llevar solo un año. Ahora ya debería pasar el examen, plantarme en el segundo y demostrarme a mi misma que puedo enfrentarme al tribunal y hacer un buen papel (sea cual sea el resultado). Sí, ahora las sensaciones son otras y es que desde el primer día en este camino supe que no dejaría de aprender, que a cada paso sentiría algo distinto, que lo que viviera en el pasado de la oposición se quedaría pequeño con lo que me tocaría vivir en el futuro. Que la experiencia es un grado y ahora ya sé como es el examen, el protocolo, los nervios, esa sensación que te invade durante la hora anterior a que lo repartan, mientras estás en una clase con más compañeros esperando igual que tu.

Me habéis preguntado mucho si creo o me veo con posibilidades de aprobar y os he dicho que eso espero. No quiero aventurarme, no quiero verbalizar lo que siento por si se esfuma y no se cumple. Quiero agarrarlo y guardarlo para mi mientras no desisto en mi empeño, mientras lucho cada día más que el anterior para no dejar escapar mi objetivo. Quiero pensar que puedo, si no lo hiciera así no tendría la fuerza suficiente para intentarlo.

A todos los que estáis como yo estaba hace un año, a punto de presentaros a vuestro primer examen con poco tiempo de estudio os diría que lo disfrutéis, que vayáis a aprender, que si os equivocáis y arriesgáis demasiado, no importa en exceso. Que observéis, que os relajéis y lo hagáis lo mejor posible. Siempre puede suceder lo improbable. En esta vida, ¿o vamos con todo o para qué ir?

¡Hasta el próximo blog!

PD: quiero deciros que voy a desaparecer hasta el examen. Necesito y quiero centrarme solo en estudiar todavía más. Este año he de pasar el test. Os escribo este post data después de haberos escrito el post, habiendo reflexionado días después. Llevo ya unas dos semanas largas casi tres desconectada de instagram y os puedo decir, que me está yendo de lujo. No somos conscientes del tiempo que invertimos en la rrss hasta que no desaparecemos de ella. Tengo mucho más tiempo y mucha más concentración. Volveré, cuando pase el 7 de octubre y ya veremos.¡Nos vemos a la vuelta y espero que con una buena noticia! ^^