Me niego

      Comentarios desactivados en Me niego

Me niego

  • A ser pesimista.
  • A centrarme en lo malo cuando puedo ver lo bueno.
  • A no ser positiva.
  • A no enfrentarme a los problemas con la convicción de que los venceré.
  • A ver el vaso medio vacío.
  • A compararme con nadie, cuando a quien he de ganar es a mi misma.

Me niego. Porque no va con mi carácter. Porque no hay que estar explicando todo lo malo de opositar, porque lo sabemos. Hay que centrarse en lo positivo, para sacar fuerzas, para echarle ganas, para no venirnos a bajo. Cuanto más hablas de lo bueno que tiene aquello que haces, más te convences, más fuerza tienes, más optimista te encuentras. Aunque sepas que es duro de narices, aunque tengas momentos en el día de desesperación, tú te agarras a la parte positiva, no te sueltas y sigues nadando. No ganas nada focalizandote en los problemas. Porque es lo que toca, nadar y no dejar de hacerlo hasta que llegues a la orilla y consigas tu objetivo.

No voy a cambiar ahora. Después de 27 años de más problemas y complicaciones de los que os haya explicado (que no os he explicado ninguno), me niego a cambiar la forma con la que me enfrento a la vida.

¿A caso un vikingo iba pensando que perdería la batalla? No ¿verdad? Pues yo, tampoco.