El descanso del opositor

      Comentarios desactivados en El descanso del opositor

«El arte del descanso
es una parte del arte de trabajar.»
John Steinbeck.

Y como dice la cita que encabeza este post; descansar es un arte. Muchas veces creemos que hacer una pausa, tomarnos el tiempo que nuestro cuerpo necesita para recargarse, o incluso parar un par de días, es sinónimo de perder el tiempo. Erróneamente tenemos la concepción de que cuanto más, mejor, y aunque evidentemente el esfuerzo y trabajo será lo que nos traerá nuestra recompensa, es IMPRESCINDIBLE, el descanso.

Hemos hablado en este blog  del descanso diario, entre tema y tema y el descanso semanal. Pero aunque tenemos claro QUÉ descansos necesitamos hacer para rendir, en muchas ocasiones los hacemos mal. ¿Porqué?

En primer lugar porque no tenemos, en muchos casos una rutina establecida, y el sueño y descanso también han de pautarse. No puede ser que seamos organizados y meticulosos para el estudio o las actividades diarias, y no para darle a nuestro cuerpo las horas necesarias de desconexión que necesita.

En esta entrada os voy hablar del descanso nocturno y la rutina de sueño, porque al final si descansamos bien por la noche, rendiremos mejor durante el día.

Hay estudios que nos muestran que, el dormir, favorece a que el cerebro fije la información asimilada durante el día. Por lo que una buena dosis de sueño reparador, nos ayudará a fijar aquello que hemos estado estudiando durante la jornada.  ¿Qué cantidad de horas hemos de dormir? Pues bien… para muestra un botón:

Cómo podéis ver, en función de la edad se nos asigna una cantidad de horas diarias que nuestro cuerpo necesita dormir. En mi caso estoy en la franja de los 26 a 64 (¡cómo pasa el tiempo por dios!) así que me corresponden entre 7 a 9 horas de sueño diario (no acumuladas durante el día, sino por la noche) porque nuestro organismo está programado para dormir por la noche y asocia la actividad al día y la luz solar (reminiscencia de nuestros antepasados, que cazaban de día y dormían por la noche porque no tenían luz xd) por lo tanto es muy importante que respetemos esto.

Aunque muchos de los opositores/estudiantes, sois nocturnos porque quizá os concentráis mejor en el silencio de la noche, lo cierto es que eso generará que durante el día estéis más cansados, puesto que no es lo mismo dormir 8 horas de 23h a 07h, que de 04h a 12h, porque nuestro organismo no está programado para dormir en horas diurnas, y por eso (entre otros factores que no entraré porque sino podríamos dormirnos del aburrimiento) estamos más cansados y fatigados. Cambiar nuestro ritmo biológico, no es saludable.

Bien, cuando ya tenemos claro que se duerme de noche y cuantas horas hay que dormir, pasamos al siguiente GRAN  PROBLEMA: COGER EL SUEÑO.

Muchos sufrimos de insomnio, o al menos nos cuesta horrores quedar con morfeo y que la cita sea fructífera, pero hay que intentarlo. ¿Cómo? Con una rutina previa.

    1. Al terminar la jornada de estudio (y después de hacer deporte si es que hacéis), ducha, pijama y relax. Podéis hacer cualquier cosa, siempre que sea relajada y relajante, para empezar a decirle a nuestro cuerpo: prepárate que en breves nos vamos a dormir, amigo.
    2. Cenar ligero, nada de cenas copiosas o pesadas que nos dificultarán la digestión y nos harán pasar una mala noche. Y claro… si al día siguiente no tienes que madrugar pues bueno… no «pasa nada» pero si has de estar al 100%… no dormir por este motivo va a cabrearte mucho.
    3. Después de cenar, (y aunque parezca muy tonto) cepillar dientes, poner cremas, etc etc etc, todo aquello que hagamos por la noche ya para relajarnos antes de dormir. Así, si cogemos el sueño en el sofá o leyendo en la cama, que no nos queden cosas por hacer que puedan despejarnos y sacarnos de ese estado de » llevo un globo bestial, pero me encanta porque estoy casi frito»
    4. Sofá y tv (peli, serie… lo que sea) o lectura tranquila. NADA DE ESTUDIAR. Leer un libro que nos guste, que nos haga desconectar y no pensar en el estudio del día. Incluso si os gusta y relaja, podéis tejer por ejemplo. Lo que sea, pero algo tranquilo, que podáis hacer en el sofá o en la cama.
    5. Evitar MÓVILES, ORDENADORES, TABLETS… está comprobado que los estímulos de estos aparatos, antes de dormir, nos despejan y todo ello debido a la luz que emiten las pantallas. Nos «excitan» (para que me entendáis) ya que los tenemos a escasos centímetros de nuestros ojos (no pasa lo mismo con una televisión). Así que en ese momento, desconexión total, nada de rrss ni mensajes ni nada de nada ^^
    6.  También recomiendan hacer una lectura antes de dormir, porque es durmiendo cuando nuestro cerebro afianza conceptos, pero la verdad es que yo este paso no lo hago xD Si que lo veo útil cuando se acerca el examen, y así hacer repasos antes de dormir para afianzar, pero yo personalmente antes de meterme en la cama lo que necesito es desconectar el cerebro jajaj
    7. Si os gusta, podéis haceros una infusión relajarte, las que están determinadas para la noche, o un vaso de leche caliente con colacao…. o lo que os guste de este estilo.
    8. Y dejarse llevar. Sentir como el cuerpo se relaja, los ojos pesan… cuando entremos en ese punto, es el momento de ir a la cama.
    Y DISFRUTAR. Para mi es el mejor momento del día, ese en el que después de todo lo que os acabo de decir, me meto en la cama, me arropo, me estiro y siento como una paz y una tranquilidad… que es acurrucarme y caer en 5 minutos máximo.
    Haciéndolo  de este modo, aunque parezca demasiado obvio sé que muchos no lo hacéis, descansaréis mejor, os levantaréis más frescos y con mejor humor y energía. Evidentemente, esto implica que no os vayáis tarde a dormir, para así poder aprovechar el día que, como hemos dicho, es cuando el cuerpo está más activo y preparado para rendir al máximo. Yo a las 23h apago televisión y entre que me voy a la cama, me meto, y estoy unos 15 minutitos hablando con mi chico tranquilamente,  a las 23.30h ya estoy KO y eso permite que me levante a las 6.30h fresca como una rosa jaja Aunque hay días que cuestan más que otros, claramente jaja
    Espero que os haya servido, o que os dé alguna idea de cómo organizar vuestro tiempo de descanso, que al final es tan importante como el del estudio.
    ¡Hasta el próximo blog! En breves cae el calendario de diciembre ^^