Gestión del tiempo | Diario de una opositora

      Comentarios desactivados en Gestión del tiempo | Diario de una opositora

¡Hola a todos!  Muchxs me habéis preguntado consejos para gestionar el tiempo al estudiar, ya sea una oposición, carrera, curso, master…

Así que os he hecho una recopilación de los tips que yo considero importantes y que a mí me sirven. Pero como todo, cada uno de nosotros tenemos un sistema y le damos prioridad a un factor u otro. Como siempre digo, hay tantos métodos como opositores. .

  1.  Planificar QUÉ HAS DE ESTUDIAR y cuanto tiempo necesitas –  Hacer un programa primero con todo lo que has de estudiar, haciendo una planificación a largo plazo (anual o al menos de 6 meses) seguidamente hacer la planificación DEL MES en curso, qué días puedes estudiar, y qué asignaturas harás esos días, también indicar  días de descanso, que son fundamentales para despejar la mente.  En tercer lugar, una planificación semanal, más detalladamente qué estudiarás cada día y cómo organizarás la semana, tanto horas de estudio como de descanso (por ejemplo: Lunes A y B, Martes B,C y repaso de A) y por último, la planificación diaria, puedes hacerla el día de antes por la noche, al terminar o por la mañana para organizarte el día, marcando turnos de estudio, tiempos para cada asignatura o bloque, tiempos de descanso y pausas. Sé rigurosx con esta planificación y procura atenerte a ella.
  2. Lugar de estudio. Por muchas horas que pases estudiando si  el entorno no es el adecuado para ti, no será productivo el tiempo que le dediques. Busca un lugar tranquilo y donde no vayas a ser interrumpidx. Algunos somos de estudiar en casa, en nuestra habitación o estudio porque lo tenemos todo a mano y es nuestro templo  o los que tenemos toda la casa para nosotros, terminamos caminando hablando en voz alta por todos los lados. Si no puedes o no te sueles concentrar en casa, te recomiendo una biblioteca, que tengas próxima para no perder mucho tiempo en desplazamientos, cómoda en cuanto a las zonas de estudio de las que disponga. Ubícate en una mesa al lado de un enchufe y si puede ser entre estanterías, mejor ( a mi me gusta mucho más porque siento que me acolcha el ruido del entorno).
  3. Descanso diario y pausas. Es importante que descanses bien y las horas suficientes, así tu rendimiento será mayor. Tanto por la noche como durante el día. Yo en la entrada  » Nuestros momentos de desconexión diaria» ya os conté qué pausas hago durante el día y en qué las invierto. Lo importante es marcarnos los tiempos para cada cosa y contar con que recomiendan que cada 45minutos hagamos una pausa, porque ese es el tiempo que nuestro cerebro puede estar 100%, de forma continuada. También podéis seguir el sistema POMODORO, para organizaros el tiempo de estudio y sus pausas. Pero no cometáis el error de pensar: «lo hago todo del tirón» porque al final, cuando llevamos 2h, ya no sabemos lo que estamos leyendo y nos saturamos con más facilidad. Es preferible ir haciendo descansos pequeños pero que nos ayuden a resetear. Evidentemente, el dormir unas 7h diarias es esencial para que nuestro cuerpo y nuestra mente descansen todo lo que necesitan.
  4. Fuerza de voluntad. Afrontar el estudio con actitud positiva, con ganas y determinación. Y no dejes que nada, salvo que sea de vital importancia, evite que te pongas a estudiar cuando así lo has decidido. Tómatelo como un trabajo ordinario, porque lo es, piensa si dejarías de ir al despacho  o a tu empresa porque tienes sueño, o no estás inspirado para trabajar. ¿No verdad? pues con el estudio es lo mismo. Oblígate, aunque cueste. Aunque tengas mejores planes. Marca en tu organización tu jornada diaria y cúmplela, y solo sáltatela si sucede algo de fuerza mayor.
  5. Objetivos . Establecer metas realistas en cuanto a los horarios y a los objetivos que quieres conseguir diariamente. Lograr lo que te has propuesto, es como una inyección de energía positiva que te ayuda a seguir adelante. Así que no marques más de lo que sabes que no puedes abarcar. Si cumples los objetivos diarios, estás frescx y tienes ganas de continuar, adelanta faena. Conseguir la meta te aportará un chute de positivismo enorme.
  6. Desconexión y ocio. No somos máquinas, así que como te he dicho antes, has de buscar tus momentos de desconexión. Micro instantes de ocio diario (en las pausas) o pautar que al terminar la jornada de estudio tienes tiempo para ti y para disfrutar de la vida. Ya sea quedando con amigos, pareja, gimnasio, ir a correr, cocinar, leer, o no hacer nada de nada. Pero es fundamental, sino terminarás agobiándote y eso no será positivo para continuar con el estudio al día siguiente.
  7. Material. Para aprovechar al máximo tu tiempo de estudio haz acopio de  todo el material que necesitas para trabajar, ya sean libros, apuntes, material de escritura, ordenador o dispositivos electrónicos para consultar o ampliar información. Dispón todo el material de forma ordenada, así no perderás tiempo buscando nada.
  8. Repasar.  Determinar una rutina de repaso es una forma muy útil de afianzar lo aprendido, antes y después de una clase (si vas a la academia, universidad, preparador, instinto…) o acordar que cada tantos temas, durante x días harás un repaso.  Si decides por repasos diarios, piensa que se poco tiempo invertido te dará unos excelentes resultados.

 

Y ya está. He intentado sintetizar lo que yo creo que es más importante y según he leído, los expertos también consideran que son los puntos a tener en cuenta.

¡Mucho ánimo! ¡PODEMOS VALIENTES!