Reflexiones de una opositora

He publicado un libro con CREATESPACE.

Sé que ésta entrada no tendrá demasiado que ver con la oposición, pero también sé que personas que me siguen, escriben, y dentro de sus sueños está el poder ver sus obras publicadas. Así que esto va para todos ellos, y para todos los que han sentido curiosidad por el libro que he editado yo, para que podáis conocer el proceso y los motivos.

Yo amo escribir, lo vengo haciendo desde que tengo consciencia. Mejor o peor, siempre he tenido blogs, y he escrito a temporadas. Hace años me decidí, por casualidad, a empezar una novela de ficción  donde contaba su protagonista situaciones demasiado típicas, demasiado habituales entre chicas de entre los 20-25 años, con las expresiones y los razonamientos propios de esas edades, y de no haber vivido demasiado (como era el caso de mi protagonista)

Nunca pensé que pudiera ver la luz, no consideré que fuera buena, y la archivé en un cajón. Hace unos meses, varias personas la leyeron. Personas que leen mucho el mismo tipo de género que he escrito yo, chicas  jóvenes, guerreras, alocadas y con muchas ganas de enamorarse. Tontas e incrédulas a veces, porque la inexperiencia y el amor nos hacen decir y hacer locuras. En un tono fácil, rápido y ameno, porque es como hablamos nosotras diariamente. Me dijeron que podría publicarlo, así que después de darle muchas vueltas: LO HICE.

Como sabía que era un proceso costoso económicamente y no podía permitírmelo, me animé hacerlo por CREATESPACE; una plataforma de AMAZON. Pensé que sería una buena idea, y me sorprendió el proceso…

No ha sido fácil. La plataforma para la edición del libro está toda en inglés, es lenta y cuesta bastante subir el archivo con las modificaciones. El visualizador de cómo quedaría en papel no me gustó nada… no te deja modificar fácilmente y es bastante tosco. Cuando ya te has peleado con él mil veces y has conseguido que tu portada cumpla con los requisitos de maquetación (una odisea, que de no haber sido porque mi chico domina el Adobe Illustrator, aún estaría intentándolo yo) decides que ya está lista. Te mandan SOLO una copia en papel antes de editarla, y tu puedes subir las modificaciones que consideres después de recibir esa copia, pero ya no te mandan más en papel. Todo lo demás será una previsualización digital, que la verdad para ver los acabados etc… no me gusta nada. Has de lanzarte y darle a publicar si haber visto de nuevo el libro en papel.

Me comentaron que habían veces que se editaban con errores ortográficos, acentos que no deben existir, letras que se comen o que ponen de más. Me contó un escritor que editó hace años, que él se volvió loco comparando su manuscrito con las versiones en papel de sus familiares y no entendió nunca porque el editor se comía los acentos. Yo quiero pensar que al editarse en EEUU, tengan un corrector automático que si en algún momento salta, te lo corrige como si estuviera en inglés y te quita acentos o cualquier otro carácter, porque ellos no los tienen. No lo sé… el caso es que ese era un detalle que me molestaba bastante.

Pero siendo realistas, era el único modo de publicar. También la plataforma te da la opción de publicar la edición digital, y eso si que ha sido un caos… al verla publicada y ya a la venta (antes no me dejó revisarla) no aparecían las marcas que yo había puesto para delimitar diálogos dentro de un chat móvil (para que se entendiera que las faltas eran las habituales que se cometen al escribir mensajes de texto entre amigos y que esos diálogos estaban en ese contexto coloquial de una aplicación móvil) el interlineado era un caos, y otra vez: desaparecían los acentos.

No me ha gustado nada y la he eliminado.

He de decir que quiero volver a subirla, pero no sé como… no se si hay otra plataforma más purista… He de investigar.

Cuando escribes un libro y creas una historia de ficción, te imaginas a unos personajes y les dotas de un carácter, una personalidad y de unos valores, que evidentemente no tienen porqué coincidir con los tuyos. Los sitúas en situaciones complejas y haces que ellos razonen como crees que deben hacerlo atendiendo a su personalidad, pero que no es como lo harías tu o si (depende). Hay novelas, o trilogías más bien, que podríamos tacharlas de machistas, agresivas  y violentas, pero que por la historia que cuentan nos han enganchado, y a nadie se nos ha ocurrido pensar que a su autora le gusta la violencia dentro de una relación, o que apoya los actos de sadomasoquismo (por ejemplo). Simplemente, expone una situación y dota a los personajes de unas herramientas para sobrellevarlas. Nos gustarán más o menos… pero es la decisión de la autora, lejos de lo que ella pueda pensar en la realidad. Es difícil que algo que escribes le pueda gustar a todo el mundo, y más cuando la temática es tan «simple»: la vida de una chica joven, amor, desamor y miedos. Es un género muy explotado y hay tantas formas de contarlo como personas que escriben libros de éste estilo. La forma de redactar, puede ser más o menos culta, más o menos trabajada en cuanto a vocabulario, todo dependerá de si queremos que quede una lectura coloquial entre amigas, o una lectura más compleja en cuanto al trasfondo que expone. A mi protagonista le pasan cosas , vive situaciones y las resuelve o justifica como sabe ella, como ella cree y por las razones que encuentra para hacerlo. No tiene nada que ver conmigo, con mis valores, con mis opiniones… no soy yo y por lo tanto no vierto en ella mis conocimientos como jurista, ni mis razonamientos lógicos sobre situaciones delicadas que están tipificadas en el Código penal. Cuando escribo no soy Laura la aspirante a jueza, soy laura, la chica que escribe una historia que vive su protagonista, sin más.

No es fácil. No es un proceso sencillo y más cuando, como os digo, se edita con una plataforma de éste estilo, pero al final, la ilusión está ahí. Y aunque no la he publicado con mi nombre real, me hace una ilusión loca verla en un portal como Amazon.

Mil gracias por leerme, y si tenéis un sueño, solo tenéis que luchar por conseguirlo.