En blanco (II) | Diario de una opositora

[…] después de no se cuanto rato en silencio, que para mi ha sido una eternidad, decido continuar, moviendo la cabeza en señal de: «sé que no voy bien, pero continuo con esa seguridad aparente que me piden y yo hago como si nada,» levanto la cabeza, miro al frente y sigo con el desarrollo del tema. Pero nerviosa, estresada, sudándome las manos y con unas ganas terribles de que termine el tema ya. Empiezo a mirar obsesivamente el cronómetro. Porque no os he hablado de mi amigo inseparable; Mr. cronómetro. Esa cuenta atrás agónica, que avisa que si pasas de los 12 minutos o 13 como mucho, ya vas mal porque el día del examen no puedes cantar un tema en 13 minutos. Y tu lo sabes, y esa presión está añadida a toda la que ya llevas, cruzando los dedos para que la información no te baile en la cabeza. Me quedan 2 minutos y solo me falta el último epígrafe; » ¡vengaaaaaaa que ya estás! ¡último empujón!» porque esto es como un parto ¿Sabéis? Sufres, sudas, controlas tu respiración, te duele el estómago y encima te mareas en según que momentos por los nervios. Precioso. Algo que jamás olvidarás (porque lo vives dos veces a la semana), algo necesario e imprescindible.

Cuando vuelves a mirar el cronómetro, te quedan 5 segundos, respiras hondo y dices la última palabra del tema. Fin.

Miras al preparador. Aliviada, tranquila y sientes que todo el peso que llevabas encima se ha esfumado. Siempre me da un pequeño mareo de la tensión, mientras espero que me diga algo. Un «muy bien» o un «perfecto pero…» el temido «pero» que hace que a veces, todo el trabajo se tambalee, porque no has dicho ese artículo todo lo literal que debías, o porque has hecho demasiadas pausas. Ese «pero», que puede hacer que salgas de su casa, victoriosa o con una sensación de derrota. Porque aunque no hayas perdido, no has sido todo lo brillante que esperabas ser.

Hasta la próxima. Donde todo volverá a empezar.

 


Espero que os haya gustado esta segunda parte. La primera podéis encontrarla en EN BLANCO (parte I)

¡La semana que viene, más y mejor! Pooooor ciertoooo, tenéis un nuevo descargable, un planificador para la convocatoria de vuestra oposición Planificador Convocatoria y si entráis en mi instagram, veréis que estamos de ¡sorteo!

¡Os espero en el próximo blog!


1 pensamiento en “En blanco (II) | Diario de una opositora

Los comentarios están cerrados.